“ En Jaque” / Frentes de Guerra

  • Los efectos del coronavirus van más allá de lo imaginable, en este momento, uno de los virus más mortales del siglo actual tiene al mundo entero en “jaque”, la amenaza de acabar con la vida de miles de personas es latente.

Víctor Manuel Acosta

Los anuncios de grandes profetas se cumplen, advierten que después de la tempestad vendrá la calma pero con graves secuelas para la humanidad entera, es cierto que habrá cura a través de una poderosa vacuna, pero también es claro que el Covid-19 se mantendrá vivo.

 

Es un hecho que los habitantes aprenderán a tratar sus efectos como se ha hecho con otras graves enfermedades como el sarampión, el ébola, el cólera, la neumonía, la tifoidea, el VIH Sida, la influenza H1N1,  la diabetes, la poliomielitis, el cáncer y con la variedad de síndromes que han terminado con la vida de millones de personas.     

Ante este fenómeno no habrá reversa, el Covid-19 no es una pesadilla, es una realidad que dejará severas secuelas en todos los sentidos, el año 2020 quedará en el registro de la historia mundial como el año más vulnerable, débil y desquebrajado, una desgarradora tragedia que paralizó al mundo, que dejó a la economía, a la política, a la inseguridad, al desempleo, a la pobreza, a la cultura, al deporte, a la sociedad y al esparcimiento en segundo, tercero, cuarto y quinto término.  

Los miembros de la Organización Mundial de la Salud han manejado bien esta crisis, sin embargo, saben perfectamente que la pandemia puede convertirse en una epidemia grave, empero han sido precavidos para no generar un ambiente de pánico o sicosis que podría desencadenar otros efectos.

La agresividad del Covid-19 es 10 veces más potente que la influenza H1N1, lo que tiene a todo el mundo en “jaque”, además de preocupados y ocupados en atacar al virus que amenaza en crecer como una bola de nieve.

Las medidas de la sana distancia, mantener la higiene, evitar los saludos de mano y besos son necesarios para controlar la propagación, pero la OMS sabe perfectamente que la aparición de este virus puede salirse de control y rebasar la capacidad médica de países considerados como potencias mundiales o desarrollados, a aquellos que se dicen potencias nucleares más no  potencias en salubridad.

Esto apenas comienza, y ahora corresponde a la OMS y a los gobiernos de todas las naciones del mundo enfrentar una de las pandemias más agresivas, están obligados a otorgar la atención y el medicamento necesario para atender a las personas infectadas con el virus que según los científicos puede duplicar sus efectos si es que no se encuentra a tiempo la cura o la vacuna que extinga al coronavirus (Covid-19).

BOMBAZOS…

Desde este espacio de opinión un reconocimiento a la labor que desempeña el personal -científicos, médicos, enfermeras, químicos y directivos de hospitales- que atiende a los pacientes infectados con el Covid-19, con seguridad la recompensa vendrá con creses.

ARTILLERÍA…

Como atinadamente se escribió en esta columna de opinión, la política, los actos sociales, los actos de corrupción, la elección interna de la sección 31 del SNTE pasan a segundo término, mientras no se descubra la cura o se genere la vacuna en contra de los efectos letales del Covid-19.

Hasta la próxima entrega de Frentes de Guerra.    

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *